El Orfanato

/ noviembre 11, 2017/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

Last Minute! icon-clock-o 

No veíamos posibilidad alguna de meter una sala más en la ruta, todo estaba ajustado al segundo y tras tres días de escape iba a ser la noche en la que nos recogíamos pronto…. Iba, porque no fue así! Tras la buena experiencia que vivimos en Abduction, y en vistas de que inauguraban su segunda sala, teníamos que meter con calzador, por lo que allá íbamos, sin referencias, a las 11 de la noche y sin bien saber que esperar (con el debido aumento en la tensión del grupo).

Simpática pareja de niños que nos encontramos en el Orfanato de Abduction correteando a horas indebidas 

El Ojo Experto icon-eye 

El inicio del juego resulta divertido ahora, recordándolo, pues ninguno de nosotros esperaba que la sala pudiese empezar de esa manera. Nos adentrábamos en un orfanato, a altas horas de la noche… Pueden los niños andar correteando por ahí? No deberíamos, no. Con una ambientación meritoria y que mejora por momentos, de nuevo tenemos una sala que no se reserva en espacio, se deja jugar y tiene más de un puntito de ponernos a mil. A su vez, la forma de terminar es de GUAU! Un final que nos sorprendió a todos. El room se ve acompañado perfectamente de infinidad de efectos, entre los que destacar los sonoros, pues hacen mucho cuando se usan bien.

En el transcurso de la sala, pudimos contemplar como los enigmas se van haciendo más oscuros con la evolución de la historia, estando muy integrados con la mecánica de orfanato y niños, con el miedo que dan cuando nos metemos en esa tesitura… Hubo un par que nos resultaron muy divertidos, lo que entre tanta tensión nos vino bien. La forma de dar las pistas seguía el patrón de mantenernos lo más tensos posibles.

Si bien éramos de los primeros grupos no-testers que jugaban, hicimos el hasta entonces mejor tiempo bajando nuestra huida de una hora, lo que mostraba lo bien que se nos dio el Orfanato de Abduction. Lo pasamos en grande, sin tener enganchones en mayor medida muy bien guiados por nuestros GM. Al terminar, tuvimos la que hasta ahora es la charla post game más larga que he tenido, donde disfrutamos mucho conociéndolos de cerca, todos los detalles de la sala y compartimos un rato entre escapistas fabuloso. Con todo esto, nos plantamos saliendo de allí a la 1AM, cuando el objetivo era descansar esa noche, pero con una satisfacción irremplazable en el cuerpo.

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto.

La sorpresa 

Como comentaba, no sabíamos que esperar de esta sala. Abduction 1 nos había gustado a todos, y creíamos que la 2 podía repetir, pero no de esta manera: una sala de reciente apertura, con todo tan bien hilado, sin ningún error y con la medida del miedo perfecta para que el grupo pueda cumplir en la hora de juego que se ofrece. Mejora con creces a la primera sala y está todo cuidado con muchísimo esmero. Una experiencia que repetiría sin dudarlo y que me alegra haber podido meter en esa ruta que hicimos por Barcelona.

Fugitivos y de luto… Así nos hayamos tras nuestra experiencia en este Orfanato, las voces de los niños aún siguen en nuestra cabeza

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.