El Pou

/ abril 13, 2019/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

Non-Stop

Todo el Descanso entre salas que tuvimos fue el tiempo que tardamos en volver al coche (tras perdernos por el centro de Vic), cambiarlo a otro parking y volver a Fluwim. Un pequeño ratito para descansar neuronas pero que no dejó que nos saliésemos de trama pues con el Pou, segunda sala de estos chicos, seguía nuestra aventura de esa mañana.

El Analista

La Entrada ya anticipa lo que te espera en esta misión, y es que si la sala de St Jordi le queda como anillo al dedo al juego, con el Pou esto va muchísimo más allá! Vaya por delante que detrás de las salas hay un currazo brutal, algo que se nota, y que consigue que el equipo se meta de lleno en el juego. Aquí desde bien pronto los golpes generados por los juegos nos van sorprendiendo, pues a cada estancia del juego la impresión generada es mayor.

En este juego noté que ya habíamos roto la barrera inicial como equipo y nos iba saliendo todo algo más fluido, cosa a la que también creo que contribuye la sala y como están repartidos los juegos en ella. La evolución entre salas queda patente, con juego mucho más integrados, con mayor presencia de componente electrónico/mecánico y un encanto de esos difíciles de describir.

Entre sorpresas, golpes/coscorrones y juegos nos fuimos adentrando en este particular Pozo, que nos deparaba de nuevo un enigma final a la altura del juego, con mucho por asimilar e interpretar antes de poder finalizarlo. La salida, porque así somos nosotros, fue manga por hombro, corriendo como pollo sin cabeza y dejándonos nuestra misión secundaria allí. Pudimos charlar de nuevo con nuestro GM con quien cerramos una visita de lujo a unas salas alejadas de Bcn pero que merece la pena visitar.

La Recreación

Cuando preguntes por las salas de Fluwim, estoy prácticamente seguro que todo el mundo alagará la recreación y la atmósfera que transmiten sus salas, que por fortuna o azar han ido a caer en una zona que invita al sentimiento de otra época. Todo esto, añadido al cuidado de los elementos y attrezo que se tiene en la sala, dan lugar a una muy grata sorpresa con la que arrancamos el 3er día de ruta.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.