El Secreto de St Jordi

/ abril 13, 2019/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

Un Nuevo Dia icon-sun-o 

Terminado el fin de semana, cambiábamos el chip y reseteábamos lo vivido, con ganas de pasar por grandes salas en este caso lejos, lejos del centro de Barcelona, ya que nos esperaban en Vic para terminar en Manresa. Pero antes, el equipo que nos iba a acompañar en estos dos días no eran otros que los chicos de Arcanum, a quien liamos maravillosamente para meter 7 salas en día y medio. Con esta premisa, y bastantes problemas que nos hicieron retrasarnos, llegamos a Vic dispuesto a jugar El Secreto de St Jordi, de Fluwim.

Al Detalle icon-bullseye 

Como llegamos a la carrera, tiramos el coche en el primer parking que encontramos, lo que supuso llegar a la sala atravesando el centro histórico de esta peculiar y misteriosa localidad. El paseo por esas calles de carácter medieval es la antesala perfecta para adentrarse a jugar en Fluwim, que ha sabido adaptar perfectamente su temática a los alrededores y la sala en sí, que es algo que ya llevaba adelantado. Nos recibe un GM muy metido en el papel, con una estancia de introducción que mantiene el toque y ya nos lanza de lleno a vivir la aventura de El Secreto de St Jordi

Hablar de Fluwim supone tener que hablar de la inmersión y la recreación conseguidas en las salas que tienen. En este particular caso, el tema seleccionado para el juego viene como anillo al dedo a las instalaciones, transportándonos a una época anterior donde todos los elementos están dispuestos para no romper la armonía. No hablamos de un juego fácil, pues pese a que el número de puzles no sea abrumador, su dificultad radica en dar con la forma de asociarlos, con un juego final que puso nuestras neuronas a darlo todo.

Sin prisa pero sin pausa, en una partida típica de un grupo que se junta por primera vez, íbamos resolviendo y encontrando nuestro sitio dentro del equipo, disfrutando de nuestro entorno y viendo cómo se acercaba la hora de concluir nuestra misión. La forma de ayudar al equipo desde fuera nos pareció ingeniosa y metida en la trama igualmente, y destacar el papel de nuestro GM quien supo dar los dos toques necesarios para que fuésemos nosotros quienes resolviesen el juego (algo no siempre fácil). Al concluir, un pequeño break de camino al coche y a por la segunda parte!

Mágico

Si Fluwim y sus salas ya ponen mucho de su parte en conseguir una experiencia completa (sobre todo en lo que a recreación e inmersión se refiere), Vic también aporta su granito de arena con unas calles sinuosas, de altos edificios y estrechas. Toda la experiencia que se puede vivir roza ese toque mágico que sólo las leyendas de antaño pueden lucir, haciendo al jugador participe de una historia que mezcla muy bien historia y ficción.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.