Fugitivos

/ marzo 30, 2019/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

Nueva fusión

Llegaba el final del segundo día de ruta y con él la última sala que nos quedaba por jugar. Para esta volvíamos a cambiar de equipo y es que venían a jugar con nosotros dos recientes conocidos pero con los que tenía muchas ganas de compartir un ratito como el que nos esperaba: son Edu y Silvia, de Inmortal Room! Decidimos meter una cena semi expres antes de pasarnos por Fugitivos, otra sala medianamente nueva y a la que cogíamos con ganas.

El Ojo Experto icon-eye 

Lo cierto es que el emplazamiento de la sala es muy bueno, a tan sólo un par de minutos andando de un centro comercial. Es una sala en la que se acepta hasta a 8 jugadores, y si bien no soy partidario de macrofiestas escapistas de esas magnitudes, admitiré que las estancias y partes de la sala en su mayoría dan espacio suficiente para tantos. Nosotros, siendo 4, no tuvimos ningún problema para cumplir nuestra misión.

Misión de la que sabíamos apenas nada, pero que tan pronto estuvimos informados dio paso a un juego donde predominó la fluidez y la buena división del equipo, con un mínimo bache al inicio que dará para risas durante tiempo, todo por no meterla… Todo siguió a buen ritmo, resolviendo puzzles de marcado carácter tecnológico con una muy marcada fluidez. La sala no resulta nada complicada, pero adaptarse a ella puede hacer que grupos menos veteranos no lo vean tan sencillo, o así nos lo comentaba nuestro GM al terminar.

Los escenarios cambian con la trama y sorprenden en alguno de los casos por el contraste con el resto de estancias. Las pruebas dejan mucho lugar a la interacción y a que el jugador pueda divertirse con el grupo, más allá de sólo ir resolviendo juego tras juego. El final es de esos donde toca correr y agobiarse, subiendo las pulsaciones para un final de los que sí merecen la pena. Al finalizar, pudimos charlar tranquilamente con nuestro GM, a quien desde aquí deseamos mucha suerte con el proyecto y felicitamos por los ya obtenidos resultados de la sala!

Más, más, más!!  icon-plus

Cuando una sala te sale tan rodada, con un feeling tan positivo hacia los compañeros y lo que estás viviendo, sólo queda un pequeño hueco al terminar y una vocecilla que pide: queremos más, vamos a seguir jugando! Por suerte o por desgracia, el paso por Fugitivos se nos quedó corto, pero desequilibraremos la balanza a favor del “por suerte”, ya que eso sólo puede significar que la sala invitaba a más tras un gran tiempo de juego.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.