Golden Silence Apartment

/ noviembre 13, 2018/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

La Desconocida 

La siguiente para del día era Ripollet, una población donde (aparte de estar en fiestas) e encuentra una sala de la que apenas habíamos oído hablar pero que por comentario de Victor de Sin Roombo, compañero para lo que quedaba de ruta, decidimos incluir y probar. Hablamos de Brain Squeeze, en particular su primera sala Golden Silence Apartment, con el que también pudimos disfrutar (y conocer) de la compañía de Victor de Código Salida y Alex, viejo amigo al que de manera indirecta ayudamos a enganchar a este mundo.

La Valoración icon-pencil-square-o 

Tocábamos con esta intro 3 en raya con el estilo, jugando desde la entrada con un inicio algo desconcertante pero que ayuda mucho en este tipo de salas donde la tensión ha de predominar. Fue gracioso ir con la maleta en este escape en particular, tratándose de un apartamento bien representado, amplio y con todo tipo enigmas a su alrededor… Más alguna que otra sorpresa. Todo preparado para un juego final en el que todo el equipo se ha de aplicar al máximo en una situación complicada y en la que, sin control, se puede perder muuucho tiempo.

La sala la resolvimos en modo torbellino, algo muy curioso tratándose de un equipo del que nos conocíamos muy poco (o nada) entre nosotros y veníamos de tan dispares sitios. No tuvimos problema más que mínimamente en el juego final, compenetrándonos a la perfección desde el inicio y consiguiendo una distribución en la sala que no mostraba que fuésemos nuevos compañeros.

Con el tiempo invertido en la sala, es difícil que los juegos nos pareciesen complicados, pues apenas podíamos dedicarle unos segundos a cada uno antes de tener la solución, con lo que hablamos de una sala asequible para todo tipo de público (con 90 mins más que sobrados para ir haciendo, y el desafío de bajar de la hora para los más veteranos y curtidos). Encontramos algunos muy bien integrados con la sala, ya fuese con el atrezo o con partes de la historia que íbamos descubriendo, la cual cuenta con un giro con el que terminar por lo alto.

De Récord 

Y es que pudimos llevarnos de esta sala el que era hasta el momento el récord rozando bajar la hora del crono! Pudimos comentar esta hazaña con varios de sus creadores, así como compartir el vicio que nos embriaga a todos cuando nos ponemos a jugar y descubrir cómo me había comido la mayoría de los momentos fuertes de la sala (se ve que tengo buen imán para esas cosas). Una experiencia muy divertida de la que nos alegraos haber podido descubrir

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.