Harrison Jones en busca del Sexto Elemento

/ agosto 20, 2018/ Bilbao, Escape Room/ 0 comentarios

El Descanso 

Al salir de la anterior sala lo hicimos con suficiente tiempo, por lo que nos permitimos el lujo de ir en busca de un caché cercano que nos pillaba de camino. Supuso el primer fracaso de la ruta, pero lo que descubrimos gracias al desvío no tuvo igual! Gracias a eso pudimos llegar a Escape Manía con las pilas recargadas para enfrentar todos los peligros de Harrison Jones y el Sexto Elemento.

El Ojo Experto icon-eye 

Al llegar nos encontramos una recepción pequeñita y que viendo la distribución auguraba lo que más tarde se confirmaría: grupos que coinciden en llegada y salida de las salas. En nuestro introducción tuvimos que mantener un nivel de voz bajo para no molestar al otro GM, con lo que ello resta. Pero bueno, a la sala que es lo que importa: la ambientación que tienen allí metida es muy muy chula, con gran cantidad de detalle y se ve mucho esmero puesto en ello, consiguiendo la inmersión que no habíamos logrado con anterioridad.

La forma de empezar el juego me pareció una apuesta diferente e interesante, así como el final, divertido con todo el equipo involucrado. Tuvimos nuestros momentos más lúcidos y nuestros momentos más ofuscados, pero en resumen la sesión fue bastante fluida y pudimos disfrutarla en su totalidad, saliendo con un tiempo bastante meritorio.

La tecnología hace acto de presencia en las salas de Escape Manía sin duda ninguna, pero con una adaptación magistral. Lo mismo pasa con los juegos, todos ellos bien ambientados y siguiendo la temática de la sala, en su mayoría tratándose de juegos de interacción (como se esperaría de un templo de ese estilo). Hay que prestar bastante atención en ocasiones y no tenerle miedo a las tareas “más aburridas” pues todo tiene su papel. Las mecánicas de juego del final de la partida me gustaron bastante, mención especial para ESE momento del final.

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto

Sombrero y Látigo 

Y es que nuestro intrépido aventurero no puede sino dejar de meterse en líos para seguir dándonos excusas para ir a buscarlo y rescatarlo. Esta es posiblemente la sala con mejor inmersión que he jugado asociada al Dr Jones. Al salir, tuvimos que despedirnos breve pero rápidamente pues salía el otro grupo y como no queríamos spoilers de nuestra siguiente sala, y dado el problema de convivencia, tuvimos que salir de allí como alma que lleva el diablo (frase que ya entra de lleno con esa segunda sala!)

Nainonaino, nainonaaaaah!! (Admitelo, tu también lo has tarareado)

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.