La Isla

/ agosto 15, 2018/ Bilbao, Escape Room/ 2 comentarios

La llegada 

Nuestro paso por WithinWalls comienza con un grupo de escapistas, en mitad de la calle, buscando un local – Escape Room que difícilmente iban a encontrar. Hacía tanto tiempo que no asistía a un escape en un piso (que no un local como es habitual) que mi cabeza no asoció hasta que San Google Maps insistió en que habíamos llegado a la ubicación y todo coincidía. Ya tras subir, nos dio la bienvenida Kevin, propietario de WithinWalls y su sala La Isla.

La Valoración icon-pencil-square-o 

Iniciamos la aventura como agentes secretos encargados de recuperar un preciado tesoro, que se encuentra en una peligrosa isla que nos depara un final del que puede que no sobrevivamos todos. La ambientación es verdaderamente sorprendente y adecuada a la temática pirata que nos proponen, guardando alguna sorpresa y con un final que ya esperas, pero no puedes imaginar que sea ni de cerca lo que termina siendo! Una pequeña locura que te hace salir entre jadeos y risas.

Nuestra sesión se basó en pura inspiración, sin tener ni una sola pausa e hilando juego tras juego en un éxtasis de ideas felices y acertadas. Hay pruebas que hacen que el juego genere risas, y alguna mecánica que, si estas con el modo, hará que el grupo termine bien contra la pared bien contra el suelo (en este segundo caso muertos de risa). Esto se prolongó tras el juego, pues compartir con nuestros GMs esos momentos, así como otras anécdotas suyas, prolongó ese buen feeling con el que terminamos.

Faltaría abordar la parte de los juegos, que como ya se puede intuir de nuestra partida no resultaron un verdadero quebradero de cabeza. Los vimos sencillos de detectar y de resolución elaborada pero no llegaría a compleja, ideal para jugadores menos habituados a jugar. Hubo detalles en las mecánicas de juego que convencieron, y mucho, haciendo de esta sala una aventura especial.

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto

La sorpresa 

Creo que sobran los argumentos para demostrar que esta sala fue la particular sorpresa de nuestro paso por el norte. A veces las expectativas juegan malas pasadas, en otras se cumplen con creces pero no tener mayores referencias de una sala y disfrutarla tantísimo como en nuestro caso con esta particular Isla hacen que sea mejor si cabe. Añadido a eso queda el equipo detrás de la sala, capitaneado por Kevin, quien se convirtió en nuestro inesperado compañero de viaje hasta la siguiente sala, teniendo oportunidad de conocer a otro gran escapista al que esperamos en la mitad sur peninsular. Gracias por tan buena atención!!

Aguerridos piratas que solo temen a tiburones… Sólo dice!!

Compartir esta publicacion

2 Comentarios

  1. Hola, si alguna vez vienes a Sevilla me gustaría recomendarte la sala Sam & Cooper. Esta muy bien ambientada y el juego es genial, tienes que resolver un asesinato metiéndote en la piel de un detective de los años 40.

    1. Gracias por la recomendación! La agendamos para la próxima ruta del Sur!!

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.