Ratas de Biblioteca

/ mayo 12, 2018/ Escape Room, Madrid/ 0 comments

Por fin! 

Que embriagadora sensación de goce y alegría siente uno cuando, por fin, ve que su camino lo conduce hasta las puertas de Action House! Las ganas que tenía de experimentar estas salas no tenían igual y, puestos a jugar, teníamos la reserva de las 2 salas seguidas (pese a que con el orden de apertura invertido). Veníamos de un buen subidón de adrenalina con Hacker, y Action House no hizo sino prolongarlo. Ratas de biblioteca fue nuestra primera aventura con ellos.

El Analista  

Decir que la puesta en escena de Action House no es una obra maestra sería mentir a todas luces. Todo, y digo todo, esta preparado para hacer sentir al jugador dentro de la película desde el momento de tocar a la puerta, con una historia super trascendental, bien hilada y cuyo final resume perfectamente las sensaciones vividas durante el resto del juego.

Nos costó coger la mecánica que exigía la sala, más perdidos que un pulpo en un garaje en los primeros minutos y abrumados por la cantidad de información durante el resto del juego. Al terminar, tuvimos que repasar casi por completo la sala para enterarnos de la mitad que no nos había tocado resolver!

Hay trabajo, si, pero no de una complejidad elevada y con un servicio de ayuda la mar de atento y divertido, como todo lo allí presente. Pues Action House no es la típica sala que uno puede jugar, si no una divertida comedia andante y viva, revolucionaria dentro del mundo del escapismo y de una apuesta valiente que, bajo mi criterio, es más que acertada.

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto.

La mecánica icon-gear 

Es cierto, lo admito, nos costó bastante coger el hilo de juego de la sala y entender la forma en la que se debía encarar cada situación. El ESPECTACULAR papel de nuestros GMs, Jose en el papel de Bruno y Fernando en el de Telesforo, y  en el juego no puede quedar sin mención ninguna, pues son el alma de Action House y por quienes repetiría una y mil veces lo vivido allí. Y esto sólo era Ratas de Biblioteca…

Para todo lo mal que pensé que habíamos jugado, sobraron minutos para aburrir!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*