SWAT

/ abril 22, 2019/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

La Deseada

Había hecho falta jugar 200 salas, subir en 4 ocasiones previas a Barcelona, lucharlo por activa y por pasiva pero parecía que los astros finalmente se alineaban, y es que Openmind abriría sus puertas este lunes para que al fin pudiésemos vivir su juego de SWAT, del que tanto habíamos escuchado y al que a su vez tantas ganas teníamos. Así que en la última sala que jugaríamos junto a Arcanum y Nacho, les tocaba el turno a estos viejos conocidos de Bcn.

Al Detalle icon-bullseye 

Partiendo de la base que Openmind es una sala con un tiempo a sus espaldas ya, en términos generales aún consigue convencer, muestra del altísimo nivel que demostró en su día y del trabajo bien hecho, pues hay que saber conservar una sala como esta gente ha sabido hacer. Una intro que nos pilló a pie cambiado (ATENCIÓN: lean atentamente todo el material que se les provee antes de jugar la sala), pero que no tardó en meternos esas ganas de ser agente de fuerzas especiales, .

Acción en estado puro, esta misión SWAT tiene varios momentos más que impactantes y divertidos, con estancias que alternan espacio amplios con huecos más reducidos, haciendo a nuestros ojos que 4 sea el número ideal para disfrutar del juego. No tuvimos ningún inconveniente a la hora de desarrollar el juego, aunque si nos las vimos con un par de juegos que tenían un nivel de asociación algo mayor, pero que sería de un escape sin sus puntitos de contraste?

Juegos totalmente integrados, tanto en mecánicas como en la ambientación de la sala y la tecnología, la cual marca todo el juego pero sin apenas hacer acto de aparición, mejorando la inmersión del jugador. Su GM, Adri, nos mantuvo las pilas puestas toda la partida y pudimos disfrutar de una muy buena charla post game con él, hablando de proyectos de futuro y yéndonos con las ganas de volver, pues prometen más faena al estilo SWAT en el futuro!

La Sopresa

Nos encantan estas salas en las que hay ciertos momentos del juego en los que la lógica humana/responsable te dice: esto no se hace! Pero después tu lógica escapista te dice que sí, que has de hacerlo… Y no hay nada que te lo impida, así que lo haces y te das cuenta que el juego sigue por ahí, logrando sacar al jugador de la zona de confort y encontrando sensaciones nuevas, de emoción al verse inmerso dentro de una aventura así. Gracias por lanzaros en su momento a la piscina de esta forma, y mucha suerte en proyectos venideros.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.