Where is Ryan Brown?

/ junio 30, 2017/ Escape Room, Valencia/ 0 comentarios

La Historia  icon-book 

Y ya que estamos haciendo reviews de primeras salas, hoy toca la primera sala que realicé en España (sí, mi primera sala fue en el extranjero, en Polonia). Se trata de una de las salas de Conundrum: Where is Ryan Brown? En esta sala somos unos agentes que tienen que viajar por todo el mundo tras el fugitivo Ryan Brown, intentando así darle caza y terminar con uno de los mayores criminales de la actualidad.

El Ojo Experto  icon-eye 

Al llegar, un concurrido Game Master nos dio la bienvenida, introduciéndonos las normas básicas (pues llevábamos varios novatos) y contándonos la breve historia de Ryan Brown y cual era nuestra misión. Con ello nos metemos en la sala y nos encontramos con algo bastante tradicional, con diversidad de elementos repartidos por la sala con los que ir haciendo cosillas.

Pasamos 60 minutos viajando alrededor del mundo (lo cual podéis imaginar como dificulta la ambientación de la sala, haciendo que cada nuevo lugar sea una parte del globo), resolviendo los enigmas de diferentes dificultades (con alguno muy bien asociado a la sala) que se nos planteaban en el camino. Más por equipo que por diferencias en la dificultad, tuvimos una partida pausada, a ratos estresante que no ayudó a que pudiésemos dar lo mejor de nosotros. Aún así, salimos sobre la bocina tratando de completar el perfil de nuestro fugitivo, tarea que fuimos incapaces de completar con éxito.

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto.

El Pero 

Más que uno, tuvimos dos peros en esta partida. A los 5 minutos de empezar tuvimos la mala fortuna de que se abriese un cajón que no debía abrirse en ese momento, teniendo así que entrar Jose, nuestro GM a solucionar el estropicio. Y el gran pero de la partida, esa infernal última prueba (que me consta ya han cambiado), con la que nos estrujamos las neuronas para darnos de bruces con que no funcionaba correctamente el aparatito… Una lástima que el desenlace de nuestra aventura se truncase por ello.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.