Xperiment

/ noviembre 16, 2017/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

Del tirón 

Nos faltó aire para salir volando del Cóctel del Doctor, buscando la seguridad del exterior. Pero no podíamos detenernos mucho pues teníamos acto seguido el pase para la segunda experiencia de los chicos de Insomnia. Vuelta a la ubicación original y para dar algo de tiempo (al final hasta llegamos antes de hora) decidimos picar algo y asentar nuestros estómagos. Ya sea por los nervios que llevábamos o porque debía ser así, pero estaba todo buenísimo y tengo claro donde parar si paso por allí algún día.

Grandisimos GMs los que tuvimos en nuestro paso por Insomnia! 

El analista 

Una vez emprendimos camino y volvimos a llegar, me di cuenta de lo terrorífico que tiene que ser jugar está segunda misión de noche (cosa que no descarto probar algún día). La intro es completamente diferente a lo que se puede esperar, con un momento muy muy tenso que ya te hace entrar en papel. En lo referente a sala de escape, hay una mejoría notoria respecto a la anterior, con mucha más participación de los roomers en la resolución y juegos más avanzados.

La escenificación vuelve a ser muy buena, todo cuidado al detalle para que siga la historia del Dóctor y sus experimentos. De entrada, ya hay un juego que me encantó y que genera un estrés brutal en el grupo. Noté los juegos algo más hilados entre sí, lo que nos ayudó a no sufrir tantos parones. El miedo sigue haciendo acto de presencia, y en más de una ocasión pusieron a mis compis al límite (yo venía abusado de la primera sala, ya me había tocado bastante).

La tecnología también da un salto importante, no cobrando importancia principal, pero dejando destellos que aportaban un toque especial a la experiencia. Abogan por mantener la interacción entre juegos y jugadores de manera manual, lo cual consigue un resultado muy bueno en combinación. He de admitir que la sesión fluyo mucho mejor esta vez y, pese a ello, nos vimos muy apurados al final, pues el crono no hacía más que bajar. En una ya tradicional salida “por piernas” y a toda velocidad, olvidamos algo dentro de la sala (y esta vez de verdad, no como con las llaves del coche).

Los GM ya nos esperaban fuera, sin más afán de hacérnoslo pasar mal y con ganas de comentar la experiencia. Mientras íbamos sobre los momentos más destacados salto una alarma que nos hizo ver que faltaba algo, con lo que toco volver a entrar y…. Bueno, rebuscar un poco más. Ya tranquilos, concluimos la post charla con el equipo de Insomnia, nuestra Ruta del Dragón, y la experiencia en Insomia (de momento…).

¿Quieres saber más acerca de los 5 candados Riddle Beaters? Haz click en la imagen para leer al respecto.

La historia del Doctor 

Soy de a los que les encanta una buena historia dentro de un escape room, con su necesaria evolución una vez dentro y un desenlace digno de película al terminar. Pero cuando esto pasa de manera consecutiva entre dos salas, mola mucho poder jugarlas seguidas y disfrutar de esta evolución a una mayor escala. Es uno de los recuerdos que con mejor opinión guardo de nuestra visita. Eso, y nuestro querido “mordedor”, que tantas risas nos ha dado.

Fin a la historia del Doctor, fin a la a la Ruta del Dragón y casi fin a nuestra ruta por Barcelona!

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.