Dragonborn

/ febrero 26, 2020/ Escape Room, Vitoria/ 0 comentarios

La Fama

Había llegado el momento, uno de los pilares sobre los que se había erigido la ruta como era el todo-mencionado Dragonborn era la siguiente parada. Fama, mucha fama precede a esta sala, con cantidad de nominaciones a premios y su nombre saliendo a diario por redes. Esto genera algo de miedo, pues las altas expectativas todos sabemos lo que tienen… Pero guau, que barbaridad, os lo contamos!

El Analista

Inmersión: Vaya espectáculo, vaya derroche de calidad, vaya nivelazo de ambientación… Como no podía ser de otra manera, para una aventura de tintes épicos le correspondía un decorado igualmente épico, mejorando con el paso de los minutos de manera sublime. No sólo el decorado ayuda a la inmersión, pero una historia que te va cautivado, elementos y acciones que te transportan a la cima de la montaña y varias escenas finales… Que quitarían el hipo a cualquiera!

Sensación in-game: Como podíamos esperar de un producto MM, basado en una gran obra en forma de videojuego, las mecánicas y roleo exigido dentro de la sala son de lo más acertado (pese a que hubiésemos dado lo que fuese por más rol si cabe), dejándonos llevar por una historia llena de magia y sorpresas. Los 90 minutos de juego se quedan cortos cuando el protagonista eres tú.

Juegos: Volvemos a juegos donde impera el estar metidos en el papel y la interacción máxima con el entorno, forzando si cabe al jugador a tomar su papel dentro de esta loca aventura para poder así llevar adelante su cometido. Todo juego tiene su hueco y momento, no sobresaliendo sobre el resto y dando una imagen uniforme y fluida a todo el juego.

GM & Post-Game: Fue una ocasión algo especial, pues como última sala producto de MM de la ruta, íbamos a ir a saco, y la verdad es que lo pasamos en grande pues nuestro GM supo seguirnos las bromas, hacerlas propias e incluso sorprendernos con ellas a nosotros. Un añadido más que le queda como un guante a la experiencia de Dragonborn.

Top

Sensación general: Rara es la vez que, dado nuestros gustos, Mad Mansion abre algo nuevo y no consigue cautivarnos como jugadores y fans de los escape rooms. Dragonborn consigue aunar a la perfección inmersión, rol, fluidez y espectacularidad en una aventura de dimensiones épicas que pasa a ser un nuevo Top y otra obligada visita por las tierras del norte. Gracias por volver a lograrlo!

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.