El Sorteo

/ enero 31, 2020/ Barcelona, Escape Room/ 0 comentarios

De Milagro

Para nuestra sorpresa, y contra todo pronóstico, tuvimos tiempo de comer antes de lanzarnos a la 3ª experiencia del día. Esto se vio rematado por el hecho de que conseguimos dejar el coche prácticamente en la puerta, cosa que parecía imposible a priori. Nuestro sobre del destino nos esperaba.

El Analista

Inmersión: Partimos del punto del misterio que envuelve a esta sala, la cual te hace llegar sin saber que esperar en absoluto. Una vez dentro, la temática va cogiendo forma, acompañado de una decoración con detalles muy chulos y una historia que te va atrapando.

Sensación in-game: Seguimos con el desconocimiento, es difícil entrar a valorar la partida sin incurrir en spoilers, pero podemos decir que nosotros lo vivimos al máximo, metiéndonos en el papel que nos pedía la partida para darle un puntito extra de emoción.

Juegos: Como se podia esperar de nuevo, no es el punto más bestial de la sala, pero si conseguían transmitir y meter al jugador en la historia, alejándose de un juego para ser más parte en experiencia.

GM & Post-Game: Un chaval muy simpático que supo desempeñar su papel correctamente, muy aficionado a los juegos también lo que nos dejó un post game de vivencias y sobre todo con la vista puesta en Horrorland, que era lo que nos esperaba para terminar el día.

El Misterio

Sensación general: El Sorteo es una de esas salas que pasen los grupos que pasen, mantiene su interior en el más completo de los misterios y desconocimiento de jugador, para nosotros punto clave para imprimirle más emoción a lo que espera a cualquier valiente que se atreva a enfrentarse a su destino

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.