La Inmobiliaria

/ febrero 26, 2020/ Escape Room, Logroño/ 0 comentarios

Fin de Ruta

Mentiría si dijese que el cansancio no era uno más del grupo a estas alturas de la ruta, tras haber jugado 15 salas aún nos quedaba la experiencia de la que habíamos hablado prácticamente en todos los post games, lo cual ya marcaba un precedente. La Inmobiliaria de Insidious nos esperaba en Nalda, a altas horas de la noche y con una calle desierta…

La Valoración icon-pencil-square-o 

Inmersión: Si una sala llamada a aterrorizarnos le sumamos que parte del equipo ni se atrevía a entrar, mal comienzo. Y es que esta casa esconde tantos secretos como sensaciones fuertes, justificado por el abandono de uno de nuestros integrantes al poco de iniciarla sala, lo que nos dejaba a miembro y medio (el medio faltante se fue también tras las dos primeras escenas) contra las cuerdas. Con esto, destacando una muy lograda ambientación y un final que pintaba de locos consiguieron crear una de las inmersiones más intensas vividas en mucho mucho tiempo.

Sensación in-game: Las expectativas, así como para el nivel de una sala, pueden jugar mucho papel cuando hablamos del sector terror. Y la verdad, es que no le quedan nada mal a esta sala, la cual consigue llevar a los jugadores a una tensión máxima, forzando un inicio más que accidentado de juego No se cuánto tiempo pasamos allí dentro, ni cuanto más podríamos haber pasado, pero la experiencia la vivimos al máximo, de eso no nos cabe duda.

Juegos: Vaya, una de las sorpresas a las que nos tuvimos que enfrentar es que esta sala tiene juegos para aburrir, alguno de ellos nos hizo retorcernos de lo lindo y perder una cantidad abrumadora de tiempo de la que ya no pudimos recuperarnos, pero en líneas generales van evolucionando con el juego y sus estancias, siendo como decimos su número y dificultad bastante altos para una sala de este nivel de terror.

GM & Post-Game: La verdad es que pese a jugar solo dos, que es cuando más te enteras de todos los juegos, tuvimos que volver a recorrer parte de la estancia para disfrutar de todo con un pelín más de calma y aire. Por lo tarde que se nos hizo entre el juego y demás no pudimos charlar mucho con este equipazo, y es que salían disparados a la mañana siguiente hacia una gala en la que iban a celebrar un premio más que merecido. Unas máquinas en su forma de llevar el juego y con lo que han hecho, que esperamos dure y nos dé para más en el futuro.

El Miedo

Sensación general: Esa sensación de agobio e incomodidad que sólo genera aquello que no se puede justificar, es la que nos acompañará durante toda la experiencia creada por estos chicos en una localidad perdida llamada Nalda. Si bien el miedo es algo subjetivo, nosotros nos metimos al máximo y ellos supieron llevarnos al extremo, consiguiendo despertar sensaciones que hacía tiempo que dormitaban por ahí dentro… Una experiencia obligada para todo amante del escape de terror.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.