Regeso a la Tierra

/ enero 19, 2020/ Escape Room, Madrid/ 0 comentarios

Viaje Espacial

Menos de una semana habíamos tardado en volver a la capital, donde en un par de ratos tocaba jugar sin duda. La primera parada, Regreso a la Tierra, experiencia de Brainbreak. Un sala de la que no habíamos oído nada antes de empezar a rebuscar y contrastar opiniones, pero que rápido nos convenció. Así que, dispuestos una vez más, nos plantamos en Madrid centro a sobrevivir a una catástrofe espacial.

La Valoración icon-pencil-square-o 

Inmersión: Escape en este sentido clásico, muy preparado para recibir a grupos muy noveles y sin nada inmersivo (apenas dos líneas de historia antes de entrar al juego). Una vez en la sala, el panorama cambia bastante por suerte, con una ambientación que evoluciona con el juego y enigmas bastante temáticos.

Sensación in-game: Montar el equipo fue una apuesta sin garantías, pues nunca habíamos jugado juntos y éramos tan solo 3… Preocupación infundadas las mías, pues la partida fluyó bastante bien en todo momento, espoleados por las resoluciones que íbamos consiguiendo e incluso sorprendidos con algunos de los resultados.

Juegos: Lo mejor de la sala sin duda. Bien integrados con la temática, divertidos y de marcado carácter de trabajo en equipo (al menos los que me marcaron más). Me encantó la forma que tienen de manejar el tiempo y la componente electrónica de la sala (no podía ser de otra manera tratándose de una nave espacial, no?)

GM: Correcto, muy bien durante la partida con las ayudas, pero de nuevo muy ajustado al papel que le impondrán a nivel corporativo. Se echa un poco de menos la familiaridad cuando se trata de escapes donde los grupos entran y salen escopetados.

Post-game: Sigue la tónica anterior, tiempo justo para comentar algún detallito de la sala y apreciar el ir y venir de grupos en la parte alta. Destacable que la foto la hacen con una señora cámara, cosa a lo que no estamos acostumbrados con los móviles hoy en día, y que después da mejores resultados sin duda.

La Sorpresa

Sensación general: Pese a la “corporatividad” alrededor de Brainbreak que tanto distan de la familiaridad habitual del sector, esta sala de Regreso a la Tierra supuso una muy grata sorpresa, abanderada por unos juegos dinámicos, divertidos y donde exigen el máximo a cada equipo que se atreva con la aventura, que se encuentran perfectamente integrados en la temática y te transportan a una nave espacial como exige la situación.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.